Consejos para la limpieza de la pistola de aplicación

Descubre cómo se debe ser la limpieza de la pistola de aplicación de forma efectiva: una tarea que a pesar de no ser muy vistosa resulta de gran importancia para evitar complicaciones durante la aplicación de pinturas.

Dentro de la sección blog de Crom Campus, solemos hablar habitualmente de cómo aplicar productos o de aspectos relevantes relacionados con los procesos de trabajo. Sin embargo, dentro del día a día del taller de pintura se desempeñan otros trabajos que, a pesar de no ser tan vistosos, sí que resultan de gran importancia para evitar complicaciones durante la aplicación de pinturas. Hablamos de la limpieza de la pistola de aplicación, una tarea que bien podría definir por sí sola la pulcritud del operario que la utiliza normalmente.

Y, aunque supongamos que cualquier profesional del taller sabe limpiar una pistola de aplicación, surgen distintas preguntas al respecto, tales como ¿todos saben hacerlo de forma eficaz? ¿Una pistola de aplicación siempre se limpia de la misma forma? ¿Qué riesgos asume el operario al no efectuar una limpieza eficaz de la pistola de aplicación?

Así que, si te interesa dar respuesta a estas preguntas, a continuación te las respondemos con todo lujo de detalles.

¿Por qué es importante realizar una buena limpieza de la pistola de aplicación?

Desde un punto de vista general y puramente práctico, la importancia de la correcta limpieza de la pistola de aplicación viene dada por el impacto que tiene este equipo sobre el proceso de aplicación de la pintura, el acabado final del trabajo y la productividad. En este sentido, el impacto siempre será positivo cuando la pistola de aplicación se ha limpiado correctamente y, especialmente negativo, cuando no es así.

Para entender esta incidencia tan marcada, basta con recordar que el motivo de utilizar pistolas aerográficas para la aplicación de pinturas responde a la necesidad de emplear un equipo de pintado capaz de proyectar dichos revestimientos en gotas tan finas que, una vez depositadas sobre la superficie, formen una película de producto perfectamente uniforme exenta de cualquier tipo de anomalía visual. Es por ello, que cualquier limpieza ineficaz de la pistola, afecta notablemente al “funcionamiento” tan fino de este equipo.

Así pues, una limpieza efectiva de la pistola de pulverización evita que se acumule suciedad sobre la boquilla y el pico de fluido, mejorando el acabado final e incrementando la productividad.

Proceso limpieza pistola aplicación
Proceso limpieza pistola aplicación

¿Cuáles son las consecuencias derivadas de una mala limpieza de la pistola de aplicación?

Como hemos señalado en el apartado anterior las principales consecuencias de una mala limpieza de la pistola de aplicación son la disminución de calidad en el acabado del trabajo y la pérdida de productividad. Estas dos consecuencias traducidas al lenguaje práctico del taller suponen la aparición de las siguientes problemáticas:

  • Dificultades de aplicación debido a una pulverización errática de la pintura que conlleva proyecciones, genera un flujo intermitente de pintura o un caudal insuficiente de producto. Cuando esto ocurre, entra en juego el factor psicológico, lo que incrementa el nerviosismo del trabajador y le conduce a un mayor riesgo de cometer errores.
  • Proyecciones indeseadas sobre la superficie repintada. Inevitablemente, esta circunstancia interrumpe el normal desarrollo del proceso de trabajo y obliga a efectuar las correcciones necesarias antes de continuar (cuando se está aplicando el color), o una vez la pintura esté seca (cuando la proyección se produce durante la aplicación de monocapas o barnices).
  • Aparición de defectos de pintado relacionados con la falta de uniformidad en la capa de pintura aplicada, tales como sombreados, cubrición insuficiente o alineación incorrecta de los efectos de la pintura, todos ellos provocados por un patrón de pulverizado inadecuado. La obstrucción de los conductos u orificios de la boquilla por una limpieza incorrecta de la pistola de pulverización es la causa más común de estos fallos.
  • Reducción de la vida útil de la pistola o de algunos de sus componentes. Una limpieza inadecuada hace que determinados componentes de la pistola, como las boquillas, puedan llegar a quedar inutilizadas. Por otro lado, otras piezas como los prensaestopas se deterioran prematuramente ante este tipo de problemática.
  • Partes de la pistola aplicación para su limpieza
    Partes de la pistola aplicación para su limpieza

Formas de limpiar una pistola de aplicación de forma eficaz

Las formas de limpiar una pistola de aplicación de manera eficaz se pueden dividir en dos tipos de actuaciones. Por un lado, se encuentra la limpieza diaria, que es aquella que se realiza tras finalizar la aplicación, y que puede ser manual o con máquina específica; y la limpieza periódica, que es la que se lleva a cabo cada cierto tiempo para eliminar la suciedad que va quedando incrustada en determinadas partes de la pistola debido al uso diario. Sea cual sea el tipo de limpieza aplicada, es necesario utilizar los EPI correspondientes y gestionar el residuo generado adecuadamente.

En lo que refiere a la limpieza diaria de la pistola de pulverización, la forma más habitual de efectuar la limpieza, es una combinación entre el sistema manual y el llevado a cabo con máquina específica. De esta forma, el proceso a seguir es el siguiente:

  • Preparar la máquina de limpieza de pistolas más adecuada a la base de la pintura usada, es decir, agua o solvente.
  • Vaciar los restos de producto que quedan en la copa.
  • Añadir un poco del disolvente de limpieza en el interior de la copa.
  • Conectar la pistola a la toma de aire y presionar el gatillo, obstruyendo la salida de producto por la boquilla de forma intermitente, con la ayuda de los dedos y durante un par de segundos en cada ocasión. Con ello, se genera un efecto de retroceso del disolvente hacia el interior de la pistola que diluye y arrastra la pintura residual que queda impregnada sobre conductos, orificios y paredes de la boquilla y del pico de fluido.
  • Desmontar la copa, la boquilla, la aguja y el manómetro.
  • Realizar la pre limpieza del cuerpo de la pistola, de la copa, de la aguja y de la boquilla con la brocha que suelen incluir las máquinas de limpieza.
  • Introducir la pistola, el vaso, la aguja y la boquilla en el interior de la máquina de limpieza, utilizando los utensilios específicos de apertura del gatillo facilitados y colocando cada elemento en el surtidor más adecuado.
  • Cerrar la tapa de la máquina, seleccionar el tiempo de limpieza desde el mando correspondiente y esperar a que dicho tiempo transcurra.
  • Mientras transcurre este tiempo, limpiar el manómetro con la ayuda de un papel o trapo impregnado con disolvente adecuado.
  • Extraer el cuerpo de la pistola y el resto de componentes de la máquina.
  • Secar y montar todos los componentes.
  • Guardar la pistola en un lugar libre de caídas o golpes.

Por otro lado, cuando llega el momento de efectuar la limpieza periódica de la pistola, la forma de proceder es la siguiente:

  • Desmontar todos los elementos de la pistola: reguladores, muelles, pico de fluido, copa, etc.
  • Impregnar cada componente de la pistola, incluido el cuerpo, con decapante de pintura. Para evitar daños sobre la prensa estopa, se recomienda no impregnar esta pieza.
  • Dejar actuar el tiempo indicado por el fabricante del decapante.
  • Efectuar una limpieza exhaustiva de todos los componentes, conductos y orificios de la pistola con la ayuda de los kits específicos para ello. Estos kits incluyen cepillos, micro agujas y pinceles de distintas formas y medidas, así como otros utensilios como soportes y lubricantes para dejar la pistola perfectamente limpia y preparada. Estos kits se suministran en su correspondiente estuche.

    No existen excusas para no limpiar la pistola

    El perfecto estado y mantenimiento de la pistola de pulverización es una de las claves más importantes que permiten obtener acabados de máxima calidad. Por eso, resulta crucial efectuar una limpieza exhaustiva siempre que se finaliza una aplicación y, de forma complementaria, cada determinado tiempo. Gracias a esta combinación, el funcionamiento de la pistola se pulverización siempre será perfecto, evitando la aparición de defectos y pérdidas de tiempo.

¿Quieres saber más sobre pistolas de aplicación? No dejes de leer los siguientes artículos Como una pistola aerográfica puede arruinar tu trabajo de pintura: parte I y Como una pistola aerográfica puede arruinar tu trabajo de pintura: parte II

Nuestro blog


Mantente al día