9 tips que debes conocer antes de pintar equipos eléctricos

Hoy te contamos una serie de tips que debes conocer antes de pintar equipos eléctricos, para garantizar la resistencia dieléctrica y la seguridad del equipo y el trabajador.

Los equipos de funcionamiento eléctrico inundan cualquier empresa del sector industrial y de muchos otros, de forma que la electricidad es una fuente de energía que alimenta una gran cantidad de equipos de trabajo. Muchos de estos equipos son usados y manipulados por personas, por lo que se exige un determinado grado de aislamiento que garantice la integridad del trabajador.

Sin embargo, con el paso del tiempo y el uso continuado, los materiales aislantes empleados pueden deteriorarse o resultar dañados, momento en el cual es necesario llevar a cabo un repintado que garantice la resistencia dieléctrica original. Así pues, y debido a lo serio del asunto, hoy te contamos una serie de tips que debes conocer antes de pintar equipos eléctricos. ¿Te haces una idea de a qué nos referimos? No te preocupes, porque a continuación te lo explicamos con detalle.

Concepto de resistencia dieléctrica

La resistencia dieléctrica hace referencia al grado de aislamiento que presenta un determinado material frente al paso de la corriente eléctrica, es decir, a la capacidad que tienen para evitar que la electricidad circule a través de él.

Este grado de resistencia es un aspecto de vital importancia para el diseño de cualquier componente, equipo o máquina eléctrica ya que, desde el punto de vista de la seguridad, los materiales con los que se fabrica deben garantizar un aislamiento suficiente de sus componentes conductores respecto a los que no los son, con la finalidad de que el usuario pueda manipular la herramienta sin peligro alguno para su integridad física.

Para objetivar el grado de aislamiento del material dieléctrico, los materiales aislantes quedan definidos por su valor de rigidez dieléctrica medido en el Sistema Internacional en Voltios/metro (V/m) o unidades de medidas relacionadas (V/cm, MV/m, etc.).

Por lo tanto, cualquier equipo eléctrico que exija un determinado grado de aislamiento debe estar sometido a un continuo control que garantice su resistencia dieléctrica, con el objetivo de subsanar cualquier anomalía que se detecte. Desde el punto de vista del revestimiento del equipo, este aspecto también debe ser tenido en cuenta de forma que se debe reparar cualquier daño sobre la pintura que se produzca debido a su deterioro progresivo, de manera accidental o de manera fortuita.

Soluciones certificadas para pintar equipos eléctricos

El pintado industrial está sometido a una estandarización operativa que busca garantizar la durabilidad de los equipos y estructuras tratados, así como garantizar su seguridad durante la utilización. En este sentido, los fabricantes de pinturas disponen de gamas de productos específicos diseñados para tal fin.

Estos productos de revestimiento se fabrican y se ensayan bajo las directrices de la norma IEC 60243-1:2013, con la finalidad de determinar las aplicaciones de cada tipo de pintura y la durabilidad de los distintos tratamientos de forma precisa y universal. Gracias a ello, el revestimiento utilizado se asocia a los requerimientos atmosféricos y de uso del equipo, y a un determinado periodo de durabilidad, lo que facilita la definición de un plan de mantenimiento que garantice su conservación y seguridad.

En lo referido al pintado de equipos eléctricos, Roberlo dispone de los revestimientos DTM  PUR 844, PUR 840 y 745. Las pinturas DTM son revestimientos de aplicación directa sobre el metal que no requieren una imprimación para mejorar la adherencia y la protección anticorrosiva. Con ello, el proceso de pintado de estructuras y equipos resulta más sencillo y se lleva a cabo en un menor tiempo. Además, este tipo de pinturas son válidas para revestir diferentes metales, como el acero, el aluminio o galvanizados con garantías de adhesión a medio y largo plazo. Otras ventajas destacables de las pinturas DTM son estas:

  • Ofrecen un buen acabado.
  • Buena resistencia UV a la corrosión.
  • Buenos niveles de resistencia ambiental, mecánica y química.
  • Está disponible en versiones con bajos COV (compuestos orgánicos volátiles).
  • Se comercializa con diferentes tipos de acabados (con brillo, semi brillo, etc.).

Tips que debes conocer antes de pintar equipos eléctricos

Ya sabemos que a la hora de pintar determinados equipos o estructuras metálicas disponemos de una serie de pinturas DTM con particularidades concretas que se ajustan a las condiciones de uso de los mismos. Sin embargo, ¿es suficiente con saber solo esto?. Desgraciadamente no, ya que para efectuar un revestimiento de la superficie de calidad y duradero también hay que saber cómo utilizar estas pinturas. Pero no te preocupes, porque estos son los tips que debes conocer antes de pintar equipos eléctricos:

  1. Determinar cuales son las normas de estandarización sujetas al tipo de trabajo a realizar. Dichas normas establecen todos los criterios a tener en cuenta en lo relativo al proceso de pintado, desde la preparación del sustrato hasta los controles de calidad.
  2. Establecer un plan de mantenimiento, control y corrección que detecte cualquier deterioro sobre la pintura que reviste los equipos eléctricos, a fin de subsanarlo de forma inmediata.
  3. Llevar a cabo un análisis concienzudo de las necesidades exigidas por el equipo eléctrico a revestir, a fin de determinar el DTM más adecuado y aspectos tan importantes como el espesor de la capa requerido, piezas que no se deben pintar, o cualquier otra variable a tener en cuenta.
  4. Leer la ficha técnica del fabricante. Esto es un clásico a la hora de utilizar pinturas aunque, a pesar de ello, son innumerables los errores que se cometen por no hacerlo, así que antes de pintar un equipo eléctrico no se puede pasar por alto la lectura de este documento.
  5. Efectuar los procesos de preparación del soporte requeridos por la ficha técnica, por el cliente o por la norma de estandarización aplicable. Una correcta preparación del sustrato permite dejar la superficie en perfectas condiciones para su posterior revestimiento. Por el contrario, una preparación inadecuada empeora el acabado final, reduce la adherencia y compromete la durabilidad del revestimiento. Algunos de los trabajos de preparación del soporte más comunes y que no se pueden obviar son el lijado, el cepillado, el granallado y la descontaminación.
  1. Mezclar y diluir la pintura siguiendo de forma estricta las instrucciones del fabricante como forma de garantizar que la capa resultante presentará las características indicadas por el fabricante en cuanto a espesor, acabado, resistencia, etc. Nunca se deben utilizar productos que hayan caducado.
  2. Revisar que las condiciones atmosféricas en las que se va a aplicar la pintura son adecuadas, con la finalidad de garantizar que el revestimiento se comportará de forma adecuada en cuanto a viscosidad, secado y posibles reacciones adversas.
  3. Aplicar la pintura mediante equipos adecuados que simplifiquen el proceso y permitan obtener un buen acabado, tales como equipos aerográficos o equipos airless. Para trabajos parciales de reparación de poca envergadura se pueden usar brochas o rodillos. La técnica de aplicación que se debe usar en cada caso depende del equipo de aplicación utilizado.
  4. Aplicar un control de calidad tras el secado que permita descubrir anomalías y defectos de pintado que puedan comprometer la adherencia y la durabilidad del revestimiento.

No pintes un equipo eléctrico sin saber lo que haces

El tratamiento y revestimiento industrial de superficies está formado por una serie de procesos de trabajo de especial importancia desde el punto de vista del acabado, de la durabilidad y de la seguridad. Debido a ello, utilizar las pinturas adecuadas para ello, así como seguir los consejos que hemos indicado, son las herramientas para lograr alcanzar los objetivos establecidos para este tipo de trabajos. Así que si tienes que pintar un equipo eléctrico, no dudes en seguir las indicaciones del fabricante de pintura y de las normas de estandarización a las que esté sujeto el equipo en cuestión.

Nuestro blog


Mantente al día