Las 7 claves del proceso de secado UV

El proceso de utilización de los productos UV resulta especialmente sencillo. Sin embargo, y a pesar de ello, resulta fundamental consultar la ficha técnica del producto antes de utilizarlo y tener en cuenta estas premisas básicas.

Como ya hemos comentado en el artículo El ABC de la tecnología de secado ultravioleta, el proceso de utilización de los productos UV resulta especialmente sencillo. Sin embargo, y a pesar de ello, resulta fundamental consultar la ficha técnica del producto antes de utilizarlo y tener en cuenta estas premisas básicas:

Clave Nº1

En todo momento se deben utilizar los EPIs recomendados. Generalmente gafas de protección para la aplicación y guantes de protección mecánica, así como gafas con filtro de luz ultravioleta para el uso de la lampara UV, como la lámpara Robeld.

Lámpara de curado Robled
Lámpara de curado Robled

Clave Nº2

En el caso de aplicar el producto mediante pistola aerográfica se debe usar una copa opaca, para evitar que la luz entre en contacto con el producto. De no ser así el producto empezaría la reacción fotoquímica y secaría dentro la copa.

Clave Nº3

El secado depende de las especificaciones de cada producto y lámpara UV utilizada. Antes de iniciar el secado, es necesario consultar el tiempo de curado del producto utilizado, con el objetivo de ajustar la lámpara convenientemente. Asimismo, se recomienda eliminar el papel de enmascarado a fin de obtener un buen curado de bordes y zonas difuminadas.

Clave Nº4

El secado se efectúa con una lámpara específica que proyecta luz UV. Actualmente existen dos tecnologías, las de vapor de mercurio, que requieren un precalentamiento previo antes de ser utilizadas, y las modernas de secado UV-A/LED como la Robled,  que eliminan esta necesidad y ofrecen una mayor potencia y menor consumo energético.

Por otro lado, los fabricantes pueden disponer de distintos tamaños de lámpara para optimizar el secado según la extensión del daño. Por lo tanto, a la hora de utilizar la lámpara, el operario debe tener en cuenta la tecnología de la misma, para determinar si requiere precalentamiento o no, escoger el tamaño que mejor se ajuste al trabajo que se está realizando y determinar la distancia de aplicación de la luz UV.

Clave Nº5

El curado del producto UV se puede realizar de forma estática, es decir, sin mover la lámpara, utilizado sobre todo en los casos en los que el daño es de tamaño medio o leve, o en movimiento cuando el parche es de mayor tamaño o se utiliza una lámpara de mano. Se debe tener en cuenta que si se realiza un curado en movimiento el tiempo de curado puede incrementar, para asegurar que la luz impacte el tiempo suficiente en toda la zona.

Clave Nº6

Durante la ejecución del secado resulta fundamental mantener la perpendicularidad de la lámpara respecto a la geometría de la pieza, así como la distancia de secado recomendada, con la finalidad de obtener el diámetro de luz ideal.

A modo de ejemplo, para el fondo HALLEY UV200 de ROBERLO, si colocamos la lámpara de secado UV a una distancia de 10cm el diámetro de acción de la luz led es de 18cm y se obtienen tiempos de secado de solo 30 segundos. Si se coloca una distancia mayor – a 56cm de la pieza – el diámetro de acción será mayor, pero la intensidad de la luz inferior, así que el tiempo de secado incrementará hasta alrededor de 2 min.

Clave Nº7

Los tiempos de secado se deben incrementar proporcionalmente cuando se da una o varias de estas circunstancias:

  • Espesores de producto superiores a los indicados en la ficha técnica del producto.
  • Uso de lámparas con un rango de intensidad inferior al rango de longitud de onda dominante (395 nm).
  • Curado de superficies muy extensas, generalmente todas aquellas que superan los 50 x 50.

Mejorando el servicio y la rentabilidad

Los productos de secado UV han mejorado su prestaciones durante los últimos años, postulándose como productos alternativos a los tradicionales. Su popularidad ha aumentado gracias a su eficiencia y a la sencillez de su aplicación. Gracias a ello, los talleres con un mayor volumen de trabajo ven aliviado su flujo de vehículos y pueden ofrecer un servicio con tiempos de reparación más cortos.

Nuestro blog


Mantente al día